diumenge, 13 de març de 2011

POR LA PAZ Y CONTRA LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA EN LIBIA

 En la Casa del Alba de La Habana, se dio a conocer el llamamiento "Por la Paz y contra la intervención extranjera en Libia". El texto ha sido firmado inicialmente por más de 260 personalidades de 35 países, entre los que se destacan István Mészáros, Alfonso Sastre y Pablo González Casanova. En representación de los intelectuales cubanos que respaldaron esta iniciativa de la Red en Defensa de la Humanidad, Eduardo Torres Cuevas, Premio Nacional de Ciencias Sociales, y los jóvenes creadores Luis Morlote Rivas, realizador audiovisual, y Jaime Gómez Triana, teatrólogo, dialogaron con la prensa.

El texto del Llamamiento, que se dio a conocer de manera simultánea en Caracas, Buenos Aires y La Habana, es el siguiente:


POR LA PAZ Y CONTRA LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA EN LIBIA

En los últimos dos meses una oleada de protestas populares ha sacudido vastas regiones del mundo árabe, en el Oriente Medio y el norte de África.

La justa indignación de los oprimidos ha desembocado en cambios revolucionarios que intentan ser manipulados, con perfidia y oportunismo, por los poderes hegemónicos mundiales. La intromisión imperial ha sido particularmente desfachatada en torno a las complejas circunstancias que vive Libia, en tanto que las grandes corporaciones mediáticas compiten entre sí para legitimar la ya anunciada ocupación.

Los intelectuales, artistas y luchadores sociales de la Red En Defensa de la Humanidad declaramos que la delicada situación interna que hoy vive el pueblo de Libia debe ser resuelta de forma pacífica, en el estricto respeto a su autodeterminación, sin injerencia extranjera y garantizando la integridad de su territorio.

Apoyamos la iniciativa de paz y unión del Consejo Político del ALBA-TCP de crear una "Comisión Internacional Humanitaria para la Paz e Integridad de Libia", propuesta por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

Repudiamos la movilización de efectivos de la OTAN y los pronunciamientos intervencionistas del gobierno y las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Nos solidarizamos con el pueblo libio, seguros de que es portador de las soluciones que contribuirán a construir la estabilidad y la paz en ese país norafricano.